amaxofobia-miedo-a-conducirSudoraciones, inquietud, estado de alerta, sobresaltos... Uno de cada cinco conductores que manejan a diario un vehículo sufre alguno de estos síntomas al volante y uno de cada tres, si pudiera, no conduciría.

La "Amaxofobia" es ese miedo persistente e irracional a conducir un vehículo. Es un estado de agitación, de inquietud permanente y de temor que impide conducir a quien lo padece. Entre los síntomas destaca la angustia, el temblor, las palpitaciones, la inseguridad, el estrés y el miedo, hasta el punto de incrementar la accidentalidad.

Aunque ningún estudio haya relacionado hasta el momento la siniestralidad con la Amaxofobia es evidente que la ansiedad o el estrés ante la conducción son factores llamativos que claramente evitan una atención al volante al 100%.

Sufrir depresión, el estrés o la ansiedad incrementan la falta de atención y el riesgo en la conducción, y hay que tener en cuenta que el estado de ánimo origina distracciones en un número muy elevado de conductores. El 54% de los conductores españoles sufren niveles de ansiedad al conducir, y el 22% lo hacen con una importante ansiedad. Además, el 4% de ellos sufre de amaxofobia.

Principalmente, una de las causas es el crispamiento y la masificación de vehículos, la conducción peligrosa de otros conductores y la falta de seguridad en uno mismo.