¿Necesito ayuda?

¿Cómo sé si debo pedir ayuda o consejo a un psicólogo? 

Pedir ayuda a un psicólogo demuestra que somos conscientes de que algo no va bien y que queremos poner solución. Pedir ayuda significa actuar y realizar lo necesario para mejorar porque necesitas estar bien.

Muchas personas se hacen esta pregunta y comienzan a plantearse si acudir o no al psicólogo. La realidad es que saben que hay algo que no va bien. Lo normal es desear vivir una vida tranquila, libre de preocupaciones pero nos vamos encontrando problemas que debemos saber identificar para resolverlos. Lejos ya de aquellos típicos tabúes por falta de información, acudir al psicólogo hoy en día se ve como algo tan normal como ir al dentista. Los psicólogos no somos psiquiatras, por lo que nunca te vamos a medicar. Simplemente trabajaremos juntos, en equipo, para que vuelvas a estar bien.

Todos nos conocemos y sabemos cuándo algo no va bien. Si sientes que te agobias, ante todo tranquilidad y aprende a controlar tu respiración para intentar relajarte.

"Para saber si debes acudir al psicólogo, aquí te dejamos una serie de síntomas para los que es recomendable pedir una consulta o explicar lo que te sucede".

Apatía

Sientes que no tienes ganas de hacer nada, que nada te motiva ni tienes ilusiones. Te sientes apagada/o en tu día a día.

Somatización

Somatizas, es decir, conviertes posibles problemas psicológicos en síntomas orgánicos y funcionales (diversos dolores).

Descontrol emocional

Pierdes el control sobre tus propias emociones (llanto, rabia, angustia, tristeza, desolación, impotencia...).

Incapacidad para resolver

Te encuentras en una situación límite que no sabes resolver o notas que te faltan fuerzas para afrontarla (problemas graves de pareja, hijos o trabajo).

Bloqueo

Sientes que estás bloqueada/o. Tu área emocional te arrastra y no eres capaz de analizar las cosas de manera objetiva ni de actuar de forma inteligente.

Negatividad y/o miedos

Te invaden pensamientos negativos, catastrofistas, obsesiones, fobias o fijaciones que le impiden vivir la vida con normalidad.

Vida sin sentido

Deseas que la vida se acabe y sientes que no tiene sentido tu papel en este mundo o incluso que eres un estorbo a los demás. (¡Cuidado!)

Agresividad

Sientes una agresividad constante que eres incapaz de controlar y eres consciente que esto puede desencadenar en situaciones límite.

Baja autoestima

Piensas que todo el mundo está en tu contra, que vales menos que los demás o que no haces nada bien por mucho que te esfuerces.

Agotamiento mental

Tienes dificultades para descansar, conciliar el sueño, desconectar de situaciones y no puedes vivir el día a día con normalidad.

Ansiedad

Vives episodios de ataques de ansiedad: presión en el pecho, aceleración del ritmo cardíaco, hiperventilación o piensas que te vas a morir.

Con estos signos de alarma podrás tomar decisiones e incluso ayudar a alguien para que pida ayuda psicológica.


Estos tan sólo son algunos síntomas que puedes estar viviendo en estos momentos, aunque no hace falta estar en una situación excepcional o extrema. Cuando sientas que necesitas ayuda en tu vida diaria porque no sabes cómo afrontar la situación que estás viviendo ni el por qué, es aconsejable llamar y decir lo que te pasa.


 

La clave para poner solución está en quererse.

Todo el mundo experimenta en algún momento de la vida períodos de estrés, de tristeza, de dolor o de conflicto, de baja autoestima, de ansiedad y un largo etcétera. Lo que debes analizar es si es algo puntual o te sucede a menudo y se está dilatando en el tiempo. En este último caso, si no lo has hecho ya, debes plantearte dar el paso y comentarle a un psicólogo profesional lo que sientes y desde cuándo te sucede. Un buen consejo es que llevaras un control y apuntaras en una agenda o en un cuaderno cualquier cambio o aspecto que consideres relevante.

Las personas que buscan ayuda profesional, además de evitar seguir sufriendo se ayudan a sí mismas y comienzan a sentirse más seguras. Son conscientes que al tener una ayuda el problema no vaya a peor y que ante el mínimo síntoma durante la duración de la terapia tienen a quién acudir. Poner solución es una forma de demostrar que nos queremos y cuanto antes des el paso más fácil va a resultar retomar las riendas de tu vida.

Primera consulta informativa y presencial sin coste.

En CHC Psicólogos Madrid te ofrecemos una primera consulta gratis.

Tendremos una primera toma de contacto contigo para conocernos y que puedas explicarnos de forma relajada lo que te preocupa y tus síntomas. Recuerda que estamos para ayudarte y que en todo momento, mientras dure la terapia y una vez finalizado esta, haremos un seguimiento para saber que lo que sentías forma parte de tu pasado.

Puedes pedir tu cita o consultarnos tu caso llamando a los teléfonos  91 555 40 77 ó 91 597 10 90. También puedes enviarnos un correo electrónico con tus datos (debes incluir nombre y teléfono) a info@chcpsico.com o haciendo clic en esta imagen:

Compártelo en tus redes sociales