VENCER LA DEPRESIÓN

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno que afecta a un porcentaje elevado de la población. Existen diferentes tipos de depresión, pero lo más habitual es que la depresión surja como reacción a un estrés prolongado o a una serie de conflictos no resueltos.

Se considera que en la depresión hay una triada de pensamientos que coinciden en la mayoría de los casos:

  1. El concepto negativo del “yo”. La persona se percibe a sí misma como poco valiosa, fracasada, poco atractiva y un largo etcétera de autocríticas.
  2. El concepto negativo del mundo. El deprimido contempla el mundo y la vida en general como esencialmente frustrantes.
  3. El concepto negativo del futuro. Si preguntamos sobre su futuro a la persona que está bajo los efectos de la depresión suele expresar un profundo pesimismo.

Tipos y síntomas de la depresión.

Dependiendo del número y de la intensidad de los síntomas, los episodios depresivos pueden clasificarse como leves, moderados o graves.

Una distinción fundamental es la establecida entre la depresión en personas con y sin antecedentes de episodios maníacos. Ambos tipos de depresión pueden ser crónicos y recidivantes, especialmente cuando no se tratan.

Depresión unipolar. Síntomas: Durante los episodios depresivos típicos hay estado de ánimo deprimido, pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar, y reducción de la energía que produce una disminución de la actividad, todo ello durante un mínimo de dos semanas. Muchas personas con depresión también padecen síntomas de ansiedad, alteraciones del sueño y del apetito, sentimientos de culpa y baja autoestima, dificultades de concentración e incluso síntomas sin explicación médica.

Dependiendo del número y de la intensidad de los síntomas, los episodios depresivos pueden clasificarse como leves, moderados o graves. Las personas con episodios depresivos leves tendrán alguna dificultad para seguir con sus actividades laborales y sociales habituales, aunque probablemente no las suspendan completamente. En cambio, durante un episodio depresivo grave es muy improbable que el paciente pueda mantener sus actividades sociales, laborales o domésticas si no es con grandes limitaciones.

Trastorno bipolar. Síntomas: Este tipo de depresión consiste característicamente en episodios maníacos y depresivos separados por intervalos con un estado de ánimo normal. Los episodios maníacos cursan con estado de ánimo elevado o irritable, hiperactividad, logorrea, autoestima excesiva y disminución de la necesidad de dormir.

Factores que contribuyen a la depresión y su prevención.

La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. A su vez, la depresión puede generar más estrés y disfunción, y empeorar la situación vital de la persona afectada y, por consiguiente, la propia depresión.

Hay relaciones entre la depresión y la salud física; así, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares pueden producir depresión, y viceversa.

Está demostrado que los programas de prevención reducen la depresión. Entre las estrategias comunitarias eficaces para prevenirla se encuentran los programas escolares de prevención del maltrato infantil o los programas para mejorar las aptitudes cognitivas, sociales y de resolución de problemas de los niños y adolescentes.

Las intervenciones dirigidas a los padres de niños con problemas de conducta pueden reducir los síntomas depresivos de los padres y mejorar los resultados de sus hijos. Los programas de ejercicio para las personas mayores también son eficaces para prevenir la depresión.

Diagnóstico y tratamiento

Cada caso de cada paciente debe ser examinado de forma individualizada. Hay tratamientos muy eficaces para la depresión y puede ser diagnosticado y tratado de forma fiable por profesionales capacitados. Las opciones terapéuticas recomendadas para la depresión moderada a grave consisten en:

  • Psicoterapia (terapia cognitivo-conductual).
  • La psicoterapia interpersonal o las técnicas para la resolución de problemas.
  • Hipnoterapia terapéutica. Hay que mencionar que la psicoterapia catalizada mediante hipnosis es una herramienta muy útil para modificar éste trastorno.

En nuestra experiencia clínica, hemos comprobado después de todos éstos años que los seres humanos poseemos la capacidad de influir sobre nuestro estado de ánimo cuando descubrimos nuestros recursos internos a través de una terapia. La depresión es mejorable y puede ser erradicada de nuestra vida.

 

1ª VISITA INFORMATIVA GRATIS