Freud y la hipnosis.

Por muchos es sabido que Freud dedicó casi una década a la hipnosis empleándola como principal herramienta en el estudio de la mente. Su deseo de entender el comportamiento y de introducirse en lo más profundo de ella, le llevó a emplear la hipnosis tanto en pacientes como en familiares, como por ejemplo en su esposa Martha Freud, quien padecía «aversión por la lactancia» y tras dos sesiones de hipnosis se recuperó.

Nuevos documentos salen a la luz.

Sus años de dedicación a la hipnosis, Freud los dejó plasmados en gran cantidad documentos -como informes, cartas, escritos e incluso fotografías- que hasta este momento eran desconocidos, ya que quienes ostentan los derechos de la obra de Freud no los habían considerado interesantes. Algo que resulta bastante sorprendente.

En uno de sus artículos, Freud escribió que se podía aconsejar la hipnosis “a cualquier enfermo” siempre y cuando, advertía, lo practicara un médico “con experiencia y digno de confianza”.

Un apasionante libro recopilatorio.

Sale a la luz este apasionante libro recopilatorio de documentación y fotografías que realizó Freud entre 1886 y 1893 en su dedicación a la hipnosis. Su práctica queda por tanto reflejada y ampliada documentalmente en numerosos escritos reunidos y publicados por el experto Mikkel Borch-Jacobsen, que sin duda serán esenciales para comprender la génesis del psicoanálisis.

 

Un apasionante libro que sin duda no faltará en nuestra biblioteca.


TALLER PRÁCTICO DE AUTOESTIMA EN MADRID   DESCUBRE LAS TERAPIAS MÁS DEMANDADAS EN EL 2016