La hipnosis clínica o terapéutica: uno de los mejores tratamientos para la ansiedad, el estrés, las fobias, el dolor crónico y otros trastornos que podemos sufrir o estar sufriendo. 

El estrés y la ansiedad son un problema común para muchas personas y adversarios comunes de la salud que debemos aprender a gestionar. ¿Te gustaría saber cómo vencerlos con ayuda de hipnosis clínica y poder retomar tu vida normal? 

En la ansiedad podemos encontrar trastornos muy diferentes: fobias, ansiedad generalizada, ataques de pánico y muchos otros problemas. La ansiedad parece estar en un segundo plano, aunque puede tener un papel modulador muy importante. Incluso en la gran mayoría de los casos de depresión, la ansiedad de fondo es un componente fundamental.

HIPNOSIS CLÍNICA

Como seres humanos tenemos un gran potencial de autocuración, si bien es cierto que para llevarlo a cabo de forma eficaz necesitamos que nos ayuden a emplear nuestros propios recursos internos. En este aspecto, los psicólogos tenemos la misión de informar, instruir y supervisar a los pacientes de forma individualizada, y el verdadero trabajo de evolución depende finalmente de ellos: de los pacientes.

Las terapias son diferentes en función del caso de cada paciente que acude a consulta, no existe un patrón estándar que aplicar. Esto es debido a que el estrés, las fobias, la ansiedad generalizada o los ataques de pánico -entre muchos otros- tienen una o varias causas o desencadenantes. Por esto que hay que  trabajar en ello de forma individualizada. La hipnosis clínica es una herramienta a la que recurren multitud de pacientes para poner solución a determinados problemas.

Saber cuándo es el momento indicado para solicitar ayuda, es importante. Hay que reconocer y estar pendiente de los síntomas y de las señales que el cuerpo nos envía. Las variaciones en el estado de ánimo son normales, si bien hay que analizar síntomas nuevos desde comenzamos a sentirlos.

 

Es importante que el paciente analice su propia situación y examine posibles cambios. Para ello hay tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Cuando observa que no puede disfrutar de la vida o afrontar los problemas con entereza.
  • Examinarse y darse cuenta de si predomina la tristeza o la ansiedad.
  • Poner atención a los síntomas que se presentan: respiración, palpitaciones, nerviosismo, falta de aire, hormigueo, miedos, mareos, etc.
  • Reconocer la necesidad de ayuda.
  • No negarse a ver la realidad de lo que está sucediendo, ni tampoco desechar la idea de pedir consejo o solicitar ayuda a un psicólogo. Cada uno, mejor que nadie, debe querer y aprender a cuidarse, y abrirse a la posibilidad de ser ayudados cuando uno por sí mismo no puede.

Podríamos hablar de una gama muy amplia de aplicaciones de la hipnosis clínica o terapéutica. Tanto en medicina como en Psicología, puede haber diferentes usos terapéuticos. Las áreas más habituales de la hipnoterapia son el dolor, la ansiedad, el estrés, los trastornos psicofisiológicos, la fibromialgia y el dolor crónico y también el tabaquismo o la obesidad. Cabe señalar que la hipnosis clínica es también muy útil para estudiantes y opositores. Además de reducir la ansiedad ayuda a aumentar la concentración y, por tanto, a mejorar el rendimiento.

Para entender mejor la hipnosis clínica, recurrimos a la definición que hizo el Dr. I. E. Wickramasakera:

“La hipnosis clínica es un modo de procesamiento de la información caracterizado por una reducción de la atención periférica, con suspensión voluntaria de la capacidad analítico-lógica, con alta o baja activación psicofisiológica que conlleva cambios significativos en la conducta, estado de ánimo, percepción y memoria”.

La hipnosis terapéutica o hipnosis clínica es una manera eficaz de combatir sugestiones, programas o funcionamientos que se han automatizado. Es decir, aquellos que el paciente no puede controlar por voluntad propia. La hipnosis clínica se caracteriza principalmente por la focalización de la atención y la reducción voluntaria de la capacidad analítica del sujeto. Aquí, la sugestión forma un papel fundamental: es uno de los elementos fundamentales en esta práctica, convirtiéndose así en una comunicación que funciona de manera automática.

hipnosis clínica Madrid

Un trabajo en equipo entre profesional y paciente es la base de la solución del problema. Cuando el paciente sale de la consulta y se siente bien, no significa que por eso se haya eliminado el problema. Los pacientes deben acudir a consulta en las fechas programadas y seguir las indicaciones dadas en terapia con el fin de trabajar en ello desde su casa de forma prácticamente diaria. El trabajo del psicólogo clínico es dar con el origen del problema gracias a la dedicación, al estudio pormenorizado del paciente y a la experiencia. Hay que señalar que la hipnosis clínica suele formar parte de un paquete de tratamiento combinado con otros procedimientos. En este sentido, hay que tener en cuenta que mediante diferentes técnicas que empleamos en consulta, conseguimos llevar a cabo terapias breves y que el paciente comience a retomar su vida normal en corto espacio de tiempo.

 

Aunque los mecanismos implicados en la hipnosis clínica sean potentes, los cambios que se realizan necesitan su tiempo.

En general, la hipnosis clínica no es una técnica peligrosa pero sólo debe ser empleada por especialistas en Psicología y profesionales de la salud debidamente reconocidos, siempre que cuenten con una formación adecuada. Lamentablemente, existe mucho intrusismo en este campo.

Se acepta que la hipnosis clínica puede ser un catalizador de otras técnicas psicológicas, como es el caso de la terapia cognitivo-conductual. La hipnosis clínica puede ser también un coadyuvante en algunas técnicas médicas, como por ejemplo, combinando anestesia química con anestesia hipnótica. Pero además, la hipnosis terapéutica aporta técnicas que le son propias y que se han empleado con éxito en problemas en los que no funcionaban otros recursos.

El uso del proceso hipnótico como catalizador suele acortar el tiempo necesario para la terapia. La hipnosis terapéutica suele movilizar expectativas positivas por parte del paciente y resulta muy bien aceptada. Una vez vencido el posible miedo inicial, el paciente experimenta el estado hipnótico como muy placentero.

 

Para saber más sobre las aplicaciones de la Hipnosis Clínica, cómo se desarrolla una sesión de hipnosis terapéutica, sus resultados y contraindicaciones, te invito a entrar en el siguiente enlace:

HIPNOSIS CLÍNICA O TERAPÉUTICA: APLICACIONES

 

 

 

 

Isidro Pérez Hidalgo.
Psicólogo Clínico en Madrid.

Especialista en Hipnosis Clínica.

Director de CHC PSICÓLOGOS MADRID

(Todas las consultas presenciales, por videollamada o por teléfono requieren cita previa por teléfono o email)

Tel. (+34) 91 555 40 77 | (+34) 91 597 10 90 | info@chcpsico.com

 

Otros recursos de interés: