Síntomas de la ansiedad

En este artículo te explicaremos cuáles son los síntomas de la ansiedad. Hablaremos también sobre su tratamiento efectivo con nuestras terapias de Hipnosis Clínica y otras técnicas, poniendo a tu alcance una serie de herramientas terapéuticas altamente efectivas para vencer la ansiedad, los ataques de pánico y las crisis de ansiedad, definitivamente.

Es importante saber que, a la hora de tratar tu ansiedad, cualquier tratamiento o terapia la desarrollaremos trabajando en el terreno de tu mente y en tu campo emocional.

Tanto la hipnosis como las técnicas de autohipnosis para la ansiedad que te enseñaremos y llevaremos a cabo en nuestra consulta de psicología de Madrid, nos permitirán acceder a los patrones emocionales que originan tu estado de ansiedad. De esta forma aplicaremos una serie de técnicas muy beneficiosas para ti, como paciente, que conseguirán mejorar tus síntomas desde el primer día de terapia.

Se trata de un trabajo en equipo (terapeuta-paciente) en el que si sigues al pie de la letra las pautas establecidas en consulta, día a día lograrás ir venciendo los síntomas de la ansiedad y salir de ese estado definitivamente.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un mal de nuestro tiempo que hoy por hoy afecta a aproximadamente un 5% de la población. Oímos hablar de ésta palabra muy frecuentemente, aunque en realidad, en español el término “angustia” representa mejor lo que todos hemos sentido alguna vez. Pero ya sea que hablemos de “ansiedad” o de “angustia”, lo importante es lo que experimentamos en nuestro cuerpo y en nuestra mente. El trastorno de ansiedad es el más frecuente de los problemas psíquicos que afortunadamente se puede tratar y superar

La ansiedad se define como un afecto similar al miedo, con la diferencia que la ansiedad carece de un estímulo amenazante externo, procediendo de la interioridad psíquica de quien la padece. 

La ansiedad es la reacción emocional ante un peligro o amenaza que se manifiesta mediante un conjunto de respuestas fisiológicas, cognitivas y conductuales.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

La ansiedad puede tomar muchas formas distintas, en nuestra mente, en nuestro cuerpo y en nuestro comportamiento. Se trata de un estado muy desagradable de temor que se manifiesta externamente a través de diversos síntomas y signos, y que puede ser una respuesta normal o exagerada a ciertas situaciones estresantes del mundo en que vivimos, aunque también puede ser una respuesta patológica y anormal producida por diversas enfermedades médicas y/o psiquiátricas. 

El síntoma de mayor frecuencia y gravedad que mejor puede definirla en un lenguaje coloquial es la de “sentirse nervioso" o “sentirse irritado”. En ambos sexos es frecuente la sensación de pánico. La ansiedad no es solo psíquica, y se puede reflejar de forma física con dolores de cabeza, de espalda y de cuello, síntomas de cansancio, debilidad e insomnio, limitando a la persona para el desarrollo normal de sus actividades cotidianas.

Síntomas de la ansiedad.

Algunos de los síntomas de la ansiedad que muestran los pacientes son:

  • estado permanente de nervios.
  • temblores.
  • tensión muscular.
  • exceso de sudoración.
  • respiración acelerada
  • sofocos
  • mareos y vértigos.
  • taquicardia.
  • molestias epigástricas.

También hay pacientes presentan los siguientes síntomas de la ansiedad:

  • Miedo e inseguridad ante ciertas situaciones o vivencias inmediatas o futuras
  • Pensamientos de ser juzgado negativamente.
  • Miedo de hacer el ridículo
  • Temor de que tanto ellos mismos como sus seres queridos sufran una enfermedad o accidente.

SÍNTOMAS DE LA ANSIEDADDiagnóstico.

El diagnóstico del grado de ansiedad es diferente dependiendo la intensidad con la que se presenta. En sus niveles normales, la ansiedad sirve para afrontar situaciones de riesgo o de peligro. Cuando el grado de ansiedad es elevado, es preciso tratarla ya que puede llegar a ocasionar un deterioro permanente con importantes complicaciones. De esta forma, la ansiedad en su grado intenso es una fuente de sufrimiento que es preciso controlar.

 Ataque de pánico. ¿Qué es?

Cuando la ansiedad se eleva sin control puede llegar a convertirse en un ataque de pánico.

El ataque de pánico es un miedo intenso con "sensación" de pérdida total del control. La persona que lo sufre comienza a sentir sensaciones físicas angustiosas, entrando en un estado tan límite que acude inmediatamente a urgencias. Las personas con trastorno de pánico tienen por lo menos 4 de los siguientes síntomas durante un ataque de pánico:

  • Molestia, presión o dolor torácico.
  • Sensación de dificultad para respirar o sofocación.
  • Sensación de asfixia.
  • Mareo o sensación de desmayo.
  • Visión borrosa.
  • Miedo a perder el control o de muerte inminente.
  • Sentimientos de irrealidad.
  • Náuseas y malestar estomacal.
  • Entumecimiento u hormigueo en manos, pies o cara.
  • Palpitaciones, frecuencia cardíaca rápida o latidos cardíacos fuertes.
  • Sudoración o/y  escalofríos.
  • Temblor o estremecimiento.

SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD

Ansiolíticos para la ansiedad. ¿Tienen consecuencias?

Es importante que la persona que esté sufriendo ansiedad y tome ansiolíticos sepan las consecuencias de ingerir estos fármacos. Los que se prescriben para tratar la ansiedad, al igual que para tratar el insomnio, pueden causar una elevada dependencia tanto física como psicológica. Estos fármacos incluyen benzodiacepinas, barbitúricos, glutetimida, cloralhidrato y meprobamato. La dependencia se puede desarrollar a las 2 semanas de uso continuado.

La dependencia de los hipnóticos y de los ansiolíticos disminuye el estado de alerta y produce una expresión balbuceante, mala coordinación, confusión, respiración lenta y somnolencia. Estos fármacos pueden hacer que una persona esté alternativamente deprimida y ansiosa.

 

Para vencer la ansiedad se requiere psicoterapia y cambio de hábitos.

Se hace necesario acudir a un psicólogo y plantearle tu problema. Se realiza un diágnóstico adecuado con psicoterapia. Posteriormente estudiaremos cuál es la terapia óptima para poner solución a tu caso, siempre sin medicación. 

Atendemos tu problema. Te ofrecemos la posibilidad de una 1ª consulta informativa completamente gratuita sin ningún compromiso.

El papel del estrés y las fobias.

El estrés elevado está frecuentemente asociado a la ansiedad y es otro de esos términos que oímos habitualmente. Inmediatamente lo relacionamos con el trabajo, las obligaciones, la escasez de tiempo para nosotros, las preocupaciones, los problemas y otros factores. A veces los términos “ansiedad y estrés” se confunden. En general podíamos decir que en realidad la ansiedad es el estrés que se mantiene después de que los factores estresantes hayan desaparecido. 

Destacar que, cuando hablamos de ansiedad y los síntomas de la ansiedad, tendríamos que hablar de fobias. Estos últimos son trastornos que cursan con un exceso de ansiedad ante determinado estímulos. En las fobias, la persona intenta evitar situaciones o estímulos que para otros resultan prácticamente inocuos. En general, las fobias son tratables con más facilidad de lo que la mayoría de las personas piensan. Con una combinación de hipnosis clínica y terapia cognitivo-conductual logramos resultados muy positivos. Para ello siempre debes seguir las indicaciones que se dan en terapia. Si es así, podrás recuperar tu vida normal y conseguir que esa ansiedad y todos sus síntomas se conviertan tan sólo en una época pasada de tu vida y sean historia.

 ¿Cómo tratar y vencer la ansiedad? 

Casi siempre, percibimos la ansiedad como algo involuntario, sobre lo que no tenemos control y que resulta profundamente desagradable y en muchos casos incapacitante. Afortunadamente, hay soluciones. Podemos ayudarle a recuperar el control.

Hay casos en los que la ansiedad es tan elevada que llegan a producirse crisis de pánico. En estos casos, la persona entra en una especie de angustia en espiral en la que cree que va a perder el control de sí misma o tiene la sensación de que va a morir. Dichos ataques ocurren casi siempre de manera súbita y requieren un tratamiento psicológico urgente que dote a la persona de las claves necesarias para manejarlos.

Tienes que saber que todo está en la cabeza y que no vas a morir, pero debes poner solución si quieres estar bien porque la ansiedad no se supera ni se vence completamente sin ayuda. Tratarla a tiempo implica volver a recuperar tu vida y que no derive en otros posibles problemas tantos físicos como psíquicos.

La hipnosis clínica terapéutica es un magnífico reductor del estrés y de la ansiedadEs una de las experiencias más relajantes que podemos disfrutar en nuestra vida y va más allá de la mera relajación. Hay personas con una respuesta más rápida que otras, prácticamente todo el mundo alcanza niveles muy profundos de relajación física y mental con nuestros entrenamientos en hipnosis clínica o terapéutica. Estos tratamientos que llevamos a cabo en nuestra consulta pretenden que el paciente conozca su verdadera capacidad para llegar al equilibrio interior.

AUTOHIPNOSIS: los beneficios de nuestros CD´s de relajación guiada.

A continuación recordamos a nuestros pacientes que hay que seguir las indicaciones en terapia. Todos sabéis la importancia de ser constantes durante y después del tratamiento. Los CDs de relajación guiada que entregamos a los pacientes ayudarán a entrar en un óptimo estado de relajación. El paciente será capaz de desconectar durante unos minutos al día, favoreciendo la toma de consciencia y el estado de calma tanto física como mental. Los pacientes bajo terapia deben llevan a cabo las indicaciones realizadas por el terapeuta y acudir a consulta en las fechas marcadas. Es la única forma de conseguir óptimos resultados y vencer la situación. En ocasiones, no seguir las indicaciones anteriores, puede derivar en una recaída.

Es fundamental que cuando escuches el CD elijas un espacio silencioso, sin ningún tipo de distracciones y que no haya personas a tu lado. El móvil debe estar en modo silencio. Si vives con más personas, di que no te molesten ni interrumpan durante la terapia. Debes estar en una postura relajada, un sofá, la cama o un sitio plano, lo que sea más cómodo para ti. Y como siempre, para cualquier duda o necesidad sabes que estamos aquí.

Sé constante cada día, elige el momento adecuado, ponte los cascos y dedica esos minutos importantes para tu bienestar. Recuerda que nadie más lo puede hacer por ti.

¿Deseas más información, pedir cita o consultar tu caso? Te atenderemos encantados.

1ª CONSULTA INFORMATIVA GRATUITA

Tlf. 91 555 40 77 · 91 597 10 90