Afrontar el despido laboral

A todo despido laboral le sigue un proceso de duelo que el trabajador debe aceptar, no queda otra. Cualquier pérdida pasa por diferentes fases: la negación, el enfado y la aceptación. Lo importante es que no te infravalores ni dejes que se dañe tu autoestima.

Debes saber que es algo que ya no puedes cambiar y que lo que hay que hacer es comenzar a asumir la situación. La base de todo está en saber cómo reaccionar ante un despido laboral. Puede ser que necesites unos días de adaptación, pero evitando en cualquier caso el sentimiento de culpa. No dejes de fijarte horarios de sueño (la mente piensa mejor cuanto más descansada esté) y cuando te sientas preparada/o comienza la busca activa de empleo sin que te ocupe infinidad de horas. Dedica tiempo a hacer cosas que antes no podías. Comienza una nueva vida, una nueva etapa en la que debes mantener una actitud constructivista y positiva, porque a muchos despidos les siguen grandes oportunidades que tal vez ni te imagines.

La base es mantenerse activos, ocupados y rodearte de personas positivas que te apoyen. Ello te ayudará a evitar que se dañe tu autoestima y a no dar pie a situaciones de estrés.

En ocasiones, dependiendo de la situación personal de cada uno, se hace difícil o imposible remontar ante un despido. Si es el caso, siempre puedes acudir a profesionales, ya sea un experto en la búsqueda de empleo o un psicoterapeuta para que la pérdida de autoestima no se transforme en una depresión.